Paseos y excursiones

IMG-20190310-WA0002Como sucede en otros enclaves pirenaicos, el fondo del valle del Osia guarda para el visitante sus mejores secretos.

Una vez atrás los bosques de Labati llegaremos rápidamente a los llanos de Lizara, donde además de un refugio encontraremos las pistas de esquí de fondo de Lizara; un lugar ideal para el aprendizaje debido a la ausencia de grandes desniveles en sus circuitos de 2.5 y 5 kilómetros respectivamente.

El lugar es ideal también para el esquí de travesía, con numerosas rutas y opciones, como por ejemplo la pala sur del Bisaurín, el Bozo o el Foratón; o para el montañismo, con la mole del Bisaurín (2.669 m.) como destino más subyugador. Las condiciones de la montaña -la presencia de nieve o hielo- condicionarán la dificultad de la ascensión.

En invierno, Lizara ofrece la escalada en hielo. Las prácticas se realizan en diferentes cascadas de hielo (algunas equipadas) que caen por los espectaculares paredones rocosos que rodean la llanura.

Los llanos de Lizara son también un espacio idílico para una actividad sencilla y familiar como son las raquetas.

SENDERISMO

Una vez franqueadas las localidades de Jasa y Aragüés del Puerto, si seguimos hacia el norte nos introduciremos en los espesos bosques de Labati, donde el haya es la reina del paisaje. La zona es ideal para el senderismo.

Los senderos más clásicos son los que unen Aragüés del Puerto con Jasa, Aragüés con Urdués, y el llamado Camino de la Resiega, que va desde el puente de Labati a Los Corralones. Luego están las excursiones de mayor entidad que nos pueden llevar de Lizara -los llanos del fondo del valle- al ibón de Estanés por el valle de los Sarrios, o la ascensión al Bisaurín por sus diversas vías. Son recomendables por el Cuello de lo Foratón desde Lizara o por Mistresa, también desde Lizara.

Ruta al Ibón de Estanés

Aunque la situación del Ibón de Estanés permite llegar hasta él desde los cuatro puntos cardinales, el acceso natural y más directo es desde el fondo del valle del Osia, en los llanos de Lizara.

Desde el refugio de Lizara tomamos una senda a la derecha que nos lleva al Barranco del Puerto, pasado un refugio de pastores. Una constante subida a través de piedra, primero, y hierba, más arriba, nos lleva hasta el refugio de carabineros. A la izquierda atravesaremos la Plana de Mistresa dejando atrás el circo de Olibón, donde encontramos el pequeño ibón del valle de los Sarrios, en forma de cubeta al pie del circo. Atravesaremos el valle de los Sarrios hasta que podamos ver la vertiente norte y comenzaremos el descenso hasta el ibón, que ya lo habremos podido ver debajo de nosotros.

La niebla del norte es el único peligro para desorientarse. Desde Estanés se puede alcanzar fácilmente hacia el oeste el ibón de Orna, en la cara norte de la sierra de Bernera. La vuelta desde el ibón de Orna hasta Lizara se puede hacer por la Brecha de Secús (2250 m.) y cruzar a la otra vertiente por la Plana Mistresa. Desde aquí descubriremos una de las mejores panorámicas de Aguas Tuertas.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑